Nuevo Estado de Alarma

Se declara el Estado de Alarma con efectos en todo el país y por  15 días prorrogables a seis meses para responder ante la situación de riesgo causada por la pandemia de la COVID-19. Este tiempo está basado en criterios técnicos según el Real Decreto.

El Estado de Alarma supone la disposición legal que permite fijar limitaciones de movilidad y de contactos, como el instrumento jurídico necesario a falta de unos cambios legislativos prometidos al terminar la primera ola. No obstante se permite que las Comunidades Autónomas que lo consideren necesario puedan aplicarlo con pleno amparo constitucional. 

En este nuevo estado de alarma, la autoridad competente seguirá siendo el Gobierno de la Nación pero en cada comunidad autónoma, existiría la autoridad competente delegada en la presidencia de esa comunidad. De esta manera se podrá decidir la forma de aplicación de las medidas del Real Decreto adecuadas a cada situación.

Limitación de la movilidad

Lo que se establece es una limitación de la movilidad nocturna, concretamente entre las 23:00 y las 6:00 horas, con las siguientes excepciones:

    • Compra de medicamentos, productos sanitarios y otros bienes de primera necesidad.
    • Asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios.
    • Cumplimiento de obligaciones laborales, profesionales, empresariales, institucionales o legales.
    • Retorno al lugar de residencia habitual tras realizar algunas de las actividades previstas en este apartado.
    • Asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.
    • Por causa de fuerza mayor o situación de necesidad.
    • Cualquier otra actividad de análoga naturaleza, debidamente acreditada.
    • Repostaje en gasolineras o estaciones de servicio, cuando resulte necesario para la realización de las actividades previstas en los apartados anteriores.

Las comunidades autónomas tendrán la potestad de adelantar o retrasar la hora de comienzo d entre las 22 horas y las 00:00 y la hora de finalización entre las 5 horas y las 7 horas.

Esto se puede denominar Toque de queda, y se aplica de forma inmediata para todo el país salvo Canarias, por la mejor situación que presenta.

Otras de la cuestiones que nos deja este Real Decreto es que las comunidades autónomas van a poder limitar la entrada y salida de sus territorios, en todo el perímetro o para un territorio inferior.

También, podrán limitar las reuniones de personas a un número máximo de 6 personas, salvo convivientes. De adoptar estas medidas tienen que ser por un periodo mínimo de siete días naturales y tienen que ser los presidentes autonómicos los que decidan si se aplican a sus territorios, en todo o en parte, al ser las autoridades competentes delegadas.

¿Cuales son los criterios para adoptar las medidas por las comunidades autónomas?

La adopción o no de las medidas, y su mayor o menor aplicación se realizará en base a los indicadores y criterios acordados el pasado jueves por el Consejo Interterritorial de Salud, relativos al número de infecciones, capacidad asistencial y de salud pública y también a las características y vulnerabilidad de la población.

Se establecen cuatro niveles de riesgo para cada territorio: bajo, medio, alto o extremo. Los principales criterios son los siguientes:

En primer lugar, el número de casos detectados por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Una incidencia por debajo de 25 casos por 100.000 habitantes se considera de riesgo bajo; por encima de 25 se estima de riesgo medio. Una incidencia de 150 casos se considera de riesgo alto, y si la incidencia supera los 250 casos por cada 100.000 habitantes se considera de riesgo extremo. Hasta ahora se venía utilizando el criterio de 500 casos por cada 100.000 habitantes, pero se han endurecido dichos límites.

Complementado con los niveles de incidencia de los últimos 7 días, incidencia específica en los mayores de 65 años, el nivel de positividad de las pruebas y el porcentaje de casos con trazabilidad.

En segundo lugar, el grado de ocupación de los servicios hospitalarios y las camas UCI. Se considerará riesgo muy alto si las camas ocupadas por COVID-19 supera el 15% en hospitalización global y el 25% en el caso de las camas en UCI.

Como en el anterior Estado de Alarma, el Gobierno podrá modificar lo establecido en este, a través de Reales Decretos, de los cuales habrá de dar cuenta al Congreso de los Diputados.

Sistema de evaluación

El Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, que esta formado por el ministro de Sanidad y todos los consejeros autonómicos de sanidad, se reunirá cada semana para evaluar la evolución de la situación y poder establecer una respuesta sanitaria adecuada y coordinada.

Esperemos que este nuevo Estado de Alarma sirva para frenar la expansión de la pandemia, y sobre todo para que el Gobierno cree esos instrumentos jurídicos que hagan innecesario un nuevo estado de alarma en el futuro.
Rafael Luis Bravo Lupiáñez
Abogado. DPD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *