¿ Puede la empresa obligar a sus trabajadores a ponerse la vacuna contra la COVID-19?

person holding syringe

Las vacunas contra la COVID-19 ya están aquí, y con el objetivo de dejar atrás cuanto antes la situación de inestabilidad en sus procesos productivos, y evitar problemas de contagios en sus instalaciones, muchas empresas pueden tener un interés en lograr la rápida inmunidad de sus trabajadores, ante lo cual nos preguntamos ¿es posible realizar campañas de vacunación intensiva en los centros de trabajo? y ¿puede la empresa obligar a la plantilla a vacunarse de la COVID-19?

La respuesta es que la empresa NO puede obligar a las personas trabajadoras a vacunarse.

El Artículo 8 del Real Decreto 664/1997, de 12 de mayo, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo señala que “Cuando exista riesgo por exposición a agentes biológicos para los que haya vacunas eficaces, éstas deberán ponerse a disposición de los trabajadores, informándoles de las ventajas e inconvenientes de la vacunación”.

De lo que se deduce que ni siquiera, en los supuestos en que existen vacunas que protejan contra enfermedades que constituyen un riesgo laboral especifico para el puesto de trabajo, resulta obligatorio para la plantilla vacunarse, el empresario estará obligado a ofrecer a su plantilla la posibilidad de administrarla, pero no puede exigirles que se la pongan.

Por lo que, dado que la COVID-19 se trata de una enfermedad que no esta vinculada en su origen al trabajo, la empresa podrá, a su voluntad, ofrecer la vacuna a sus trabajadores, pero éstos podrán aceptar o no vacunarse. 

Serán las Administraciones las que han de asegurar el acceso de toda la ciudadanía a la vacuna, sin discriminar a aquellos que son trabajadores en activo, ni obligar a las empresas a planificar la compra y conservación de dosis para administrar a su plantilla.

Las empresas podrán organizar campañas de vacunación de carácter voluntario, y al tratarse de un ofrecimiento no obligatorio, sí podrán favorecer la vacunación de determinados colectivos por la especial conveniencia de proteger a dichos trabajadores, siempre que se pueda justificar la ausencia de cualquier trato discriminatorio.

Por lo que, las empresas podrán ofrecer la vacunación pero no podrán obligar a vacunarse.

Inés Díaz Estevez
Abogada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *