Riesgos legales de la digitalización post Covid-19

Los riesgos legales de la digitalización que las empresas deben conocer.

Algo que ha traído esta pandemia es que las empresas han sufrido una revolución, adaptándose al nuevo escenario. El teletrabajo, el comercio online o incluso el uso de dispositivos electrónicos por parte de los empleados suponen un paso importante hacia un entorno laboral mucho más digitalizado.

Pero esta digitalización obligada y urgente tiene numerosos riesgos que deben ser tratados por las empresas para evitar sus consecuencias negativas.

1.- El primer riesgo viene del teletrabajo. Una gran parte de las empresas han trabajado a distancia, implantando rápidamente el teletrabajo, pero sin tener en cuenta ni los riesgos de seguridad ni los legales que implica.

Las empresas deben revisar y actualizar la política de privacidad y las políticas de uso de dispositivos por los trabajadores, para que se usen solo para fines profesionales, por ejemplo con autorización para monitorizar el uso de los teléfonos móviles de la empresa, entre otros.

2.- Otro riesgo importante es la recogida de datos de salud de empleados o terceros para reducir el riesgo por Covid-19 en los centros de trabajo (medición de temperatura, cámaras termo gráficas por ejemplo). El riesgo consiste precisamente en la colisión entre derechos fundamentales, por lo que las empresas deberían ser muy respetuosas antes de implantarlos. En este sentido, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) se ha posicionado muy crítica con respecto a estas medidas para combatir el contagio por el coronavirus.

Algunas de estas medidas podrían encajarse dentro de un plan de prevención de riesgos laborales frente a sus trabajadores, pero tendrían difícil encaje respecto a terceros o clientes.

En este campo es fundamental desde el punto de vista legal realizar un análisis de riesgos y una evaluación de impacto, para evaluar la idoneidad, necesariedad y proporcionalidad de adoptar estas medidas sin conculcar derechos fundamentales.

3.- Otro riesgo legal importante tiene que ver con la seguridad. Se ha detectado un aumento de los ciberataques, por lo que se recomienda encarecidamente adelantarse a los ciberdelincuentes, adoptando medidas preventivas como revisar los protocolos en ciberseguridad, actualizar los equipos y aplicaciones para evitar vulnerabilidades para quedar completamente defendido, protegido y seguro.

Muy importante en este campo la formación de todo el personal en cuestiones de seguridad de la información, ya que la concienciación es la mejor cerradura frente a los ciberdelincuentes.

La seguridad de la información es muy importante desde el punto de vista de que una brecha o fuga de datos personales podría suponer una vulneración del Reglamento Europeo de Protección de Datos (RGPD), y conllevar importantes sanciones. El cumplimiento de la normativa de protección de datos es fundamental para llegar a buen puerto en materia de seguridad, evitando con ello brechas de seguridad.

4.- Otro riesgo importante es que las empresas, ante la situación de confinamiento de sus clientes, se han volcado hacia el mundo de la venta online, ofreciendo sus productos a través de e-commerce, de marketplaces, y fórmulas similares de digitalización de los negocios.

Este paso al mercado online conlleva obligaciones legales que las empresas deben cumplir para prestar sus servicios en internet.

Las empresas deberán revisar sus contratos y la forma de celebrarlos de forma telemática, revisar el cumplimiento de las formalidades legales en sus portales de compra, en la firma telemática de los contratos y su validez. En resumen, riesgos desde el punto de vista legal, que la mayoría de las veces no son contemplados cuando el proceso se ha llevado de forma acelerada.

Recomendamos una revisión profunda de todo el modelo digital adoptado con urgencia por muchas empresas, para evitar estos riesgos legales relacionados con tener los textos legales de las web actualizados, tener las medidas de protección de datos y seguridad de la información, poder realizar y firmar contratos telemáticamente de forma segura.
Rafael Bravo
Abogado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *